De interes

Algunos consejos de aislamiento social

En la historia moderna, no se tiene registrado el estar aislados por mas de 70 días, con el fin de detener la propagación de un virus. Más aun con un virus tan contagioso, el cual podríamos estar portando sin saberlo y contagiar a personas que pudieses tener un desenlace fatal: adultos mayores o con enfermedades pre existentes. Por lo tanto es comprensible sentir muchos sentimientos encontrados: miedo, molestia y angustia.

Sólo contactarse con las personas que convives es un gran reto, y más si tienes pequeños en casa. Seguro te has preguntado: pero… ¿cómo les afecta a ellos?

Autoanálisis

Es esencial preguntarse cómo afecta este aislamiento a los padres, ya que las reacciones de los adultos, afectarán a sus pequeños. Recuerde que ellos son como una esponja que absorben todo y muchas veces no podrán expresar sus senttimientos.

Piensa por un momento: ¿Cómo estás? ¿Que estás sintiendo? ¿Cuáles son tus preocupaciones? ¿Qué te hace sentir más frustrado? ¿Qué te alegra? ¿Qué te desafía?

Discuta y comparta sobre esto con otro adulto. Es saludable compartir nuestros pensamientos y emociones. Asi lo comprenderemos mejor y será más fácil enfrentarlo. Si nosotros, los padres, estamos bien, les daremos lo mejor a nuestros hijos.

Ahora, volvamos a nuestros hijos, ¿el aislamiento social tiene efectos psicológicos en los niños?

La respuesta es sí

Recuerde que ha cambiado su rutina y que los niños son muy vulnerables a cualquier cambio de rutina.

Como tú, también extrañan a los abuelos, a los amigos y al parque.

Si los padres tienen altos niveles de estrés, también ellos lo replicaran. Se manifestará en algunos aspectos de su temperamento: cada vez más irritable, o quizas sus comportamiento sera retraído o variará su forma habitual de ser.

Recuerde que ellos también están haciendo sacrificios y es importante entenderlos.

Usted es una pieza importante para ayudar a revertir esta situación y convertirla en una circunstancia positiva, sus hijos pueden aprender cómo manejar una nueva situación, este es un momento en el que todos pueden ganar. Pueden aprender a conocerse y conocer más a su familia.

Por ello proponemos algunas recomendaciones:

  1. Rutina

Crea una nueva rutina …

Los niños necesitan anticipar, saber lo que sucederá les da seguridad. Por ello, puede hacer un nuevo horario para la dinámica de la casa. Los pequeños aprenden mucho esperando que algo suceda y ordenarlos es la clave.

El horario es clave, pero ser rígido no ayuda: estructura y flexibilidad es la clave.

Puedes crear planes, algo diferente es muy bueno. Por ejemplo “Mañana haremos pizza y por la tarde daremos agua al jardín …” Traten de hacer expectativas sobre algo que les entusiasme y esperen a que llegue el momento.

 

  1. Explique

No perdamos de vista por qué somos así. Debemos explicar a nuestros pequeños lo que está sucediendo … a su edad, sin alarmarlos.

Una explicación simple a nivel de nuestros niños de 3, 4 o 5 años podría ser:

“Hay un virus llamado Corona Virus que puede enfermarnos y podemos infectar a otros. Este virus entra en nuestra nariz, garganta y nos hace toser, estornudar, hacernos sentir un poco mal. Si no queremos infectar a otros y no queremos que otros nos infecten, queremos cerrar la puerta de nuestra casa, recomienda el médico. Si nos enfermamos, será solo por unos días, eso es todo, pero para los abuelos puede tomar un poco más de tiempo.

Debido a que amamos tanto a las personas mayores, nos quedaremos en casa por un tiempo sin salir. Y haremos de este momento un momento inolvidable “.

  1. Cuidado con las noticias

No mires noticias todo el día. Esto puede asustar a los niños y estará expuesto a más información que no tienen que escuchar, esto los llenará de ansiedad.

  1. Experiencias significativas.

Deje que sus hijos le digan cómo se sienten, si están molestos, asustados. Es importante que hablen, las emociones salen de alguna manera. Con los pequeños, a veces no es tan simple hablar de emociones. Las emociones se muestran cuando les cuentas una historia, dibujas, haces un trabajo manual. El arte es un medio para expresar emociones.

Genere experiencias de alegría, seamos creativos y hagamos diferentes cosas como acampar en la sala de estar, carnavales en el jardín, bailar, mirar videos, películas.

Risa. Intente que su hijo recuerde esta vez de una manera especial.

La música en los pequeños es clave; los relaja y genera mucho bienestar. Las canciones que se repiten, con mímica, que se pueden bailar, son muy positivas.

Tomemos este tiempo para ver fotos, videos de su familia, es hora de recordar y compartir.

Límites-Disciplina

Este es un momento de mayor tolerancia y paciencia, seamos flexibles pero no relajados, no perdamos límites básicos, estos incluso brindarán seguridad.

Los límites pueden estar vinculados a la responsabilidad, vigile las pequeñas tareas en su rutina diaria. Ponga a un lado los límites para cumplir con la responsabilidad y el respeto en la forma en que nos relacionamos.

Usemos la tecnología sabiamente.

Asegúrate de no estar pegado a tu teléfono celular o computadora. Establezca un horario para que pueda pasar tiempo con sus hijos. No dejes de estar juntos como una familia real. En este momento será una tentación tener el teléfono celular a su lado.

Con los niños: un poco más de tecnología durante este tiempo no los afectará, pero sea estratégico, controle el uso de dispositivos con el tiempo. La tarde es un buen momento porque puede estar más cansado y la pantalla puede relajarlo. Nunca antes de acostarse. La historia siempre será irremplazable.

Póngase en contacto con sus seres queridos a través de videoconferencias con primos, tíos, abuelos, ayuda mucho y nos permitirá acercarnos.

Cuídate.

Tómate un descanso, no tienes que estar juntos todo el tiempo. La atención continua a su hijo es agotadora y la calidad de su conexión disminuye. Tenga en cuenta que necesita tiempo usted mismo, como mamá o papá.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario